5 normas esenciales al escribir para web

escribir para web

Ya tienes una página con un diseño fantástico. ¿Y ahora? Lo que toca es llenarla de contenido. Pero… ¿cómo empiezo? ¿Cómo escribir para web?

Teclear los primeros textos para web no es lo mismo que escribir para contarle las características de tu negocio a un amigo, a un periodista o a un familiar. Es distinto. Internet tiene sus propias normas y hay que seguirlas si quieres tener éxito en este mundillo de lo “online”. Hoy vamos a explicarte las 5 normas más importantes que debes tener en cuenta a la hora de escribir para web.

Resume tu negocio en frases cortas

Internet no es un lugar en el que la gente se explaye leyendo sobre tu negocio por el placer de conocer los secretos de tu pluma. Olvídalo. Las personas que buscan negocios por internet necesitan tener una visión clara y rápida sobre lo que ofreces. Para ello las frases cortas son indispensables, pues se leen, entienden y asimilan a más velocidad que las largas.
Para quitarte el susto del papel en blanco, comienza resumiendo los puntos fuertes de tu negocio en pequeños tweets (menos de 140 caracteres). Cuando hayas terminado con este primer paso, puedes escribir un pequeño párrafo (unas 100 palabras) sobre cada uno de los tweets para explicarlos mejor. Y frena. No te extiendas mucho más. El usuario ya ha decidido si le interesa o no tu producto.

No te olvides de las palabras clave

Escribir en internet tiene sus inconvenientes, y es que te las tienes que ingeniar para meter la palabra clave que hayas elegido (puedes utilizar el Planificador de Palabras Clave de Google para ayudarte a escoger) aproximadamente una vez cada 100 palabras. Sin embargo, debes intentar que el término clave se incorpore al texto de la manera más natural posible, ya que, de lo contrario, el usuario se sentirá ofendido y se marchará de tu web.

No te pases vendiendo la moto

Sé persuasivo, hombre… No alardees de que tu producto es fantástico y sin igual. No cuela. Plantear las características, ventajas y beneficios de aquello que vendes siempre dará mejor resultado que utilizar adjetivos calificativos sin argumentación alguna. Y, sobre todo… ¡NO MIENTAS JAMÁS! Ni al escribir para web ni al hablar con cualquier cliente. Puede pasar una factura muuuy gorda a tu negocio.

Conoce bien a tu público objetivo

No es lo mismo hablar en una reunión de trabajo que en un bar con tus amigos, ¿verdad? Pues eso. Adapta el lenguaje a la forma de ser de tu público. No te debes comunicar igual con un público joven en busca de un producto festivo o vacacional que con un público de más edad y estatus sociocultural en busca de restaurantes de lujo. Y no hay nadie mejor que tú para decidir quién es tu público y cómo te debes dirigir a ellos.

Revisa bien todos tus textos

Escribir para web no permite ni un mínimo error ortográfico (a no ser que se utilice como fórmula publicitaria y totalmente a posta). Pequeños fallos que en ocasiones nos pasan desapercibidos deben ser corregidos antes de publicar la información en tu página. Además, debes revisar con lupa la sintaxis y los signos de puntuación. Este consejo no solo te será útil al escribir para web, sino también al realizar publicaciones en las redes sociales o notas de prensa. De esta forma mantendrás la buena imagen de tu empresa.

Hay muchos otros detalles a tener en cuenta al escribir los primeros textos para una página web. Pero cumpliendo estas 5 normas garantizas el nivel mínimo exigible por el usuario. A partir de ahí, todo depende de la destreza de tu pluma.
¿Ya lo has intentado? ¿Qué tal la experiencia? ¿Qué normas crees que faltan en esta lista? Esperamos todos tus comentarios en nuestro blog y redes sociales 😉

Comentarios