Landing page (III): que tu usuario haga scroll

Consigue que tu usuario haga scroll

Cuando alguien visite tu web, tienes solo 5 segundos para captar su atención. En la primera y segunda parte sobre este especial te hablamos de la idea de above the fold y los diferentes elementos que debes incluir en tu landing page. Te recomiendo que les eches un vistazo si no lo has hecho ya. Pero claro, con una buena estructura y todos los elementos necesarios para el éxito… si tu usuario no decide desplazarse por tu página, no conseguirás nada. Por ello, vamos a ver las claves para que tu usuario haga scroll.

Hay diversos estudios que demuestran que las páginas largas ganan en conversión frente a las cortas. Probablemente se deba a que hay más información sobre la temática y mejor organizada, de una manera más limpia y cómoda de leer. Nosotros estamos claramente a favor de las páginas largas. Ojo, tampoco te pases o solo conseguirás unos tiempos de carga grandes y, por lo tanto, perderás en conversión: tu página web se debe cargar antes de los 5 segundos.

¡Ey! ¡Que hay más contenido!

Ten en cuenta que el usuario, nada más entrar en tu web, se encontrará con una pequeña porción de la página. Si tu web es más larga de lo que aparece en pantalla, debes indicárselo de alguna manera.

1. Cuidado con el above the fold.

Que sí, que debes captar la atención del usuario. Pero ten cuidado, no le hagas creer que lo que ve es el final de la página. Intenta evitar elementos que se asemejen a un pie de página en el borde de la pantalla o fondos cuyo borde inferior sea oscuro.

2. Ahí hay algo más…

¡Que se intuya! Ésta es la mejor manera de conseguir que tu usuario haga scroll en tu página. Apóyate en elementos verticales que destaquen por encima de la horizontalidad, por ejemplo, que el contenido que se lea no aparezca completamente, un recuadro cortado, etc…

3. ¡Un ancla! ¡Un ancla!

De repente, cualquiera diría que somos marineros. Éste es un término que se utiliza en el lenguaje digital para referirse a los enlaces que nos llevan a una determinada parte de la página en la que te encuentras. Por ejemplo, esa flechita que te aparece abajo a la derecha si estás en un ordenador, que te lleva al principio de la web. Utiliza enlaces ancla del tipo “Más información”, “Suscribirme”… y apóyate en botones (invitan a hacer clic).

4. Que sí, es por aquí

Oye, ¿que has probado todo lo anterior y nada? No te preocupes, todavía tienes otro método que también funciona: “Hay más contenido”. Es una manera diferente de decir “por aquí” y conseguir que tu usuario haga scroll. Ya sabes que ponerlo explícitamente no nos gusta, mejor con alguna sugerencia o bonificación que invite a hacerlo, del tipo: “Consigue un 30% de descuento, descubre cómo haciendo scroll”. Una flecha hacia abajo tendría el mismo efecto, pruébalo.

¿Y ahora? ¡Ponlo en práctica! Haz pruebas con diferentes diseños y analiza las conversiones. Recuerda siempre cuál es el objetivo de la página que estás diseñando.

Comentarios