El negocio inmobiliario en Internet

Por 1 marzo, 2018 Información

El sector inmobiliario es uno de los sectores que más competencia tiene en todas las áreas del marketing y la publicidad, dentro y fuera de Internet. El mercado de la  vivienda mueve un gran volumen de negocio entre todos los actores. Esta competencia junto al volumen de negocio, el número de actores que intervienen y los márgenes que unos y otros pueden permitirse (debido precisamente a las grandes cifras que barajan) es lo que obliga a unos y otros a destinar grandes partidas presupuestarias al marketing y publicidad off y online.

La capacidad y buen uso de esta partida presupuestaria será un factor diferencial entre el éxito y fracaso de cada competidor.

Dado que el área del marketing y la publicidad es muy extensa, en este artículo nos centraremos únicamente en la inversión en el medio online. Definiendo por un lado los distintos actores que participan del negocio inmobiliario, y por otro, los distintos campos de inversión a los que deberían prestar más o menos atención para, finalmente, entender cuándo y cómo invertir en cada uno de ellos según el contexto y objetivos de cada momento.

Empecemos…

Actores y áreas de inversión del negocio inmobiliario

Una primera clasificación es la de establecer los distintos actores que participan del negocio inmobiliario para poder luego determinar en qué medida y cuándo apostar por una u otra área de negocio. Así pues, podemos establecer la siguiente clasificación: agencias inmobiliarias, agentes, propietarios de inmuebles, portales inmobiliarios y inversores inmobiliarios.

Por otro lado, las principales áreas de inversión que encontramos en el modelo de negocio inmobiliario online son: las página web (servidor, mantenimiento, …), el software de gestión web inmobiliaria, posicionamiento en buscadores, publicidad patrocinada, alta portales inmobiliarios, redes sociales e email marketing.

“ Por descontado que si ves o crees que falta en la tabla algún actor o área de inversión tu comentario será bienvenido y tratado como se merece al final de este post  😉 ”
Una vez definidos actores y áreas de inversión podremos determinar para cada actor cómo y cuándo actuar en cada área de inversión. Para ello hay que tener en cuenta las peculiaridades de cada área de inversión.

Página web (servidor, mantenimiento, …)

Con toda seguridad, lo primero en lo que uno debería invertir es en la creación de su página web. Las páginas webs conforman el punto de partida de cualquier otra estrategia de marketing online por no decir empresarial. Es el principal y primer canal de comunicación entre empresa y cliente a la vez que puede ofrecerte un conjunto de herramientas o funcionalidades de gestión integradas en las que ahorrar tiempo y unificar en un solo lugar toda la gestión empresarial. Es por este motivo que la inversión en una página web debería de ser el primer punto a tener en cuanta al inicio de cualquier estrategia online inmobiliaria.

En general, disponer de una página como eje vertebrador de tu negocio inmobiliario requiere de una gran y larga inversión. Grande porqueé deberás destinar muchos recursos al desarrollo y creación de la página y de todas sus funcionalidades de gestión. Larga porque requiere mantenimiento, seguridad y evolución. Es por eso motivo que el éxito pasa sobre todo por una buena planificación así como de los socios o partners tecnológicos que elijas.

Las agencias y los portales son los que más necesitan una página web propia.

Software de gestión web inmobiliaria

Lo ideal es que este software ya esté integrado en la solución web que adoptes. La inversión en este caso pasa por una única y gran inversión de inicio. Una vez implementada si la solución es buena, la inversión te servirá a largo plazo. Muchas de las empresas que ofrecen este servicio ofrecen un servició de mantenimiento y actualización mediante un cuota mensual relativamente asequible que te permite estar siempre actualizado y con las últimas novedades de gestión operativas.

Posicionamiento en buscadores

Una vez disponemos ya nuestra “base de control” el siguiente paso imprescindible es promocionarse para alcanzar las primeras posiciones en los resultados de los buscadores. Estas primeras posiciones están muy cotizadas pues de ahí llegará aproximadamente el 80% de tus potenciales clientes. Es por eso que los grandes portales inmobiliarios dedican una gran cantidad de recursos y dinero a conseguir esas posiciones. La competencia por esas posiciones es altísima pero la rentabilidad está asegurada.

A pesar que los grandes portales acostumbran a ocupar estas primeras posiciones, actualmente hay también posibilidades para las páginas de inmobiliarias privadas que a través de estrategias locales logran hacerse un hueco entre estas posiciones y captar tráfico directo con una pequeña inversión muy bien enfocada.

Publicidad patrocinada

Si no logramos mediante técnicas de posicionamiento web estas primeras posiciones siempre podemos optar por comprarlas. Sí, Google ofrece el mejor espacio de su página de resultados a todo tipo de anunciantes que podrán pujar una muy pequeña cantidad de dinero diaria o mensual por aparecer en primera posición, además, únicamente se te cobrará por clic, o lo que es lo mismo, por visita o incluso por resultado/conversión. Son los llamados anuncios Adwords (en el caso del buscador más usado en la mayor parte del mundo: Google).

Alta portales verticales

Dado que estas empresas disponen de unas preciosas y sofisticadas páginas web des donde promocionar cualquier propiedad en venta o en alquiler son el escaparate ideal para inmobiliarias y propietarios. Realmente podrías llegar a ahorrarte mucho tiempo y dinero en las inversiones comentadas hasta ahora prescindiendo de ellas y valiéndote únicamente de la publicación en estos portales verticales. Si tu cartera es buena, los portales inmobiliarios pueden ofrecerte la plataforma perfecta como web, como software de gestión, dejando el posicionamiento en manos también del portal, debiéndote de preocupar únicamente de la comercialización de tus inmuebles.

En este caso, asegúrate de elegir el o los portales que mejor se posicionen en cada sector y tener en cuenta que no es lo mismo es lo mismo buscar pisos de alquiler que promocionar casas de lujo, por lo que deberás el portal específico de cada mercado.

La mayoría de inmobiliarias trabajan a nivel estatal, centrando la mayor parte de su cartera en un el país donde están ubicadas pero con la voluntad de alcanzar un público internacional, dado el mayor poder adquisitivo de este grupo, como es el caso de inmobiliarias de Andorra, España y Portugal. Para estas inmobiliarias, sale más a cuenta encontrar el portal especifico de su público objetivo y publicar su cartera de inmuebles allí que crear su propia página web (con todos los recursos que implica), traducirla y adaptarla a cada país. En un portal puedes tener todo ello solucionado por un módico precio mensual.

Una opción que vale mucho la pena estudiar con detenimiento, valorar y comparar para decidir la mejor opción de inversión.

Redes sociales

Finalmente, las redes sociales serán tu complemento perfecto tanto si eliges crear tu propia página web como si optas por usar únicamente las plataformas de los portales inmobiliarios.

El gran potencial que ofrecen las redes sociales hoy en día en el sector inmobiliario es el potencial que tienen de hacer llegar publicidad de tu empresa o cartera de inmuebles a un gran conjunto de usuarios segmentados por sexo, edad, intereses, zona geográfica y otros filtros. Imprescindibles para pequeñas y medias inmobiliarias, así como para cualquier portal. Pueden ser muy útil para propietarios particulares pues permiten promocionarse muy bien a bajo coste.

E-mail marketing

El e-mail marketing o correo permisivo, es una técnica publicitaria compleja que suele ser usada únicamente por inmobiliarias y portales. Requiere de una buena base de datos de contacto, un software de gestión especifico, conocimientos de programación web básica y lo más importante, una estrategia y plan de acción que permita enfocar las acciones a objetivos concretos y mesurables.

A pesar de ello, es una fuente tanto de tráfico como de atracción de clientes que no debería ser subestimada a medio o largo plazo, una vez tengamos ya las otras áreas bien desarrolladas y funcionando, es una buena manera de crecer.

A partir de aquí que cada uno valore en qué etapa se encuentra, qué objetivos desea alcanzar y cuánto dinero dispongo para invertir.

Comentarios